Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
22-10-2010
Incineracin o relleno?, un debate sobre la basura

Como toda gran urbe, cada da la Ciudad de Buenos Aires genera una alta cantidad de basura pero no tiene lugar para su disposicin final.

Por Federico Jos Caeiro
Especial para lanacion.com


Los rellenos sanitarios estn colapsados o colapsando. Los dos nuevos rellenos que se comprometieron en tierras de la provincia de Buenos Aires con aportes del gobierno de la Ciudad por el acuerdo firmado en agosto de 2008 estn muy lejos siquiera de ser un proyecto.

Muchos planes que buscan generar conciencia para separar en origen, recuperar, reciclar y reducir la cantidad de basura generada han fracasado estrepitosamente. Sin entrar a discutir si los planes fueron malos, estuvieron mal implementados o la idiosincrasia de los argentinos los hace inaplicables, lo cierto es que la Ciudad no ha sido capaz de reducir las 5.000 toneladas de basura que le enva a diario a la provincia y, confirmando la tendencia de los ltimos aos, la cantidad de residuos generados contina creciendo.

La utpica Ley N 1.854 de "Basura Cero", establece un conjunto de pautas, principios, obligaciones y responsabilidades para la gestin integral de los residuos slidos urbanos que se generen en la Ciudad y -tomando como base la basura producida en 2005-, estipula tres metas ambientales: una reduccin del 30% para este ao, un 50% para 2012 y un 75% para 2017, metas que se han convertido en una mera expresin de deseo. Durante el 2009 la Ciudad deba mandar un mximo de 1.048.000 toneladas a la Coordinacin Ecolgica del rea Metropolitana (Ceamse), pero envi ms de 1.800.000, un 70% ms de lo previsto.

La situacin vivida estos das por el conflicto en la Ceamse no es nueva y se va a repetir cada vez con ms asiduidad. Es slo una muestra de lo que viene. El acuerdo al que se lleg es precario y temporal. Nadie sabe donde van a ser los nuevos rellenos y que opinarn los vecinos. Lo cierto es que cada vez estarn situados ms lejos y la operacin ser ms cara. Ha llegado el momento de tomar una decisin fundamental antes que la basura nos tape. Hay que abrir un debate necesario: Cmo va a tratar sus residuos Buenos Aires? Se adaptar algn tipo de tratamiento dentro de los lmites de la Ciudad? Est claro que debemos hacernos responsables de la basura que generamos.

Renace entonces un viejo contrapunto entre quienes estn a favor de la incineracin versus quienes la defenestran.

Unos dicen que los incineradores son seguros y ms inocuos para el medio ambiente que los vertederos. Que se han disminuido sustancialmente las emisiones, que la tecnologa ha avanzado mucho en estos ltimos aos, especialmente desde la sancin de la Ley de "Basura Cero" que prohbe la incineracin de residuos slidos urbanos hasta que se reduzca en un 75% la cantidad de residuos depositados en rellenos sanitarios. Cifra que difcilmente se alcance alguna vez.

Los defensores de la incineracin continan argumentando que si bien su operacin puede ser un poco ms costosa, lo que se ahorra en transporte a cada vez ms lejanas locaciones la hace ms econmica -el transporte es un muy alto componente del costo de disposicin-. En este punto hay que obligar a ambas partes -incineradores y enterradores- al sinceramiento de los costos de los sistemas, manejados hasta hoy como se maneja al Indec.

Refieren tambin a que el modelo de enterramiento masivo en "rellenos sanitarios" ha probado ser un fracaso y es una fuente de contaminacin y problemas para la salud. Que genera el 34 por ciento de las emisiones antropognicas de metano a la atmsfera; gas que contribuye al calentamiento global y tiene un poder de retencin de calor en la atmsfera 23 veces ms grande que el dixido de carbono.

Para finalizar, dicen que quemndose los residuos, stos se convierten en energa que produce ingresos adicionales o reduce los costos de tratamiento. Considerando esta "valorizacin energtica", es la basura una fuente de energa renovable o alternativa? Si consideramos energa renovable a aquella que se obtiene de fuentes virtualmente inagotables, mientras haya un ser humano viviendo se producir basura, sta no se agotar y por lo tanto ser renovable. Si consideramos la forma en que es obtenida, una fuente de energa alternativa es aquella que puede suplir a las energas o fuentes energticas actuales, y estaramos entonces frente a una energa alternativa. Por su origen y efecto contaminantes nunca podramos clasificarla como limpia, pero no por ello dejara de ser renovable y alternativa.

Por su lado, quienes se oponen argumentan que los incineradores, por la gran contaminacin atmosfrica que producen, aumentan el riesgo de amenazas para la salud y el medio ambiente. Refieren a emisiones de agentes contaminantes como dioxinas, plomo y otros metales pesados liberados al medio ambiente. Dicen que tambin liberan a la atmsfera monxido de carbono, xidos de azufre y nitrgeno, hidrocarburos, y materia particulada y que emiten por sus chimeneas ms CO2 por unidad de electricidad generada que las centrales alimentadas con carbn. Adems dicen que por la disposicin de cenizas, representan una amenaza para las aguas subterrneas.

Refieren tambin a que los incineradores se alimentan de aquellos "recursos" que deberamos estar reciclando, como papel, restos de comida, plsticos y aluminio, y que contrarrestan los esfuerzos comunitarios para detener la generacin de basura y luchar contra el cambio climtico, que requiere que profundicemos la reduccin, reutilizacin, reciclaje de la fraccin inorgnica y el tratamiento total de la fraccin orgnica mediante biodigestores anaerbicos o compostaje aerbico como una va para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de energa. Nada dicen que hoy se entierra gran cantidad de estos "recursos".

Por ltimo, refieren a los altos costos que tiene la incineracin y al enorme derroche energtico que suponen este mtodo.

Unos y otros encuentran los mismos defectos en "la otra tecnologa", refieren a experiencias de otras ciudades -con realidades muy distintas a la nuestra y ciudadanos ms distintos an- y muestran informes tcnicos "fundados" que dicen de lo mismo exactamente lo contrario y que invitan a un arduo debate que debe ser dado por la sociedad toda, los apasionados ecologistas y los interesados empresarios, pero tambin sumando el necesario rigor cientfico que debern aportar tcnicos especialistas en contaminacin y en tratamiento de residuos.

Si no quiere que en corto plazo nos inunde la basura, el ejecutivo porteo deber decidir con urgencia que hacer con la basura que genera, asumiendo adems el costo poltico de la decisin que tome: pelearse con las ONGs verdes que defenestran la incineracin o seguir inundando a los bonaerenses con la basura que se produce y ser rehn de la provincia y los conflictos gremiales.

Es necesario que se implementen medidas tendientes hacia la minimizacin y la recuperacin de recursos, garantizando que todos los materiales que puedan ser reinsertados en los circuitos productivos o reutilizados en los ciclos naturales sean aprovechados. En el mientras tanto, hay que hacerse cargo de los residuos que se generan y en el futuro, independientemente de lo exitosos que sean los procesos de concienciacin y disminucin, saber que siempre quedar una parte de basura a tratar.

Las preguntas son: dnde? y con qu mtodo?

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos