Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
20-05-2010
Tras los pasos de Aguas Danone

Aguas Danone ya calcula la huella de agua y de carbono, asociadas a todo el ciclo de vida de sus aguas minerales.

Fuente: Cronista.com

La cantidad de empresas que comienza a cuantificar la huella de carbono de sus productos est en constante ascenso. Sin embargo, en Argentina, hasta el momento, no se conocan casos locales que dieran cuenta de los impactos ambientales concretos, asociados a un producto especfico. Para romper esta tendencia, Danone Aguas decidi dar el primer paso. Y no slo se anim a dimensionar las emisiones de los seis gases de efecto invernadero, vinculados al ciclo de vida de sus aguas minerales, sino que tambin cuantific el consumo de agua asociado a sus productos, lo que se conoce como la huella del agua.

En este caso, el motor no fue difundir los datos de los impactos ambientales en las etiquetas, sino contar con informacin concreta que permitiera establecer metas precisas de reduccin. Fue as como el ao pasado comenz a nivel global el desarrollo de la herramienta de medicin, de la mano de Price, que luego fue adaptndose a cada pas. Hasta el momento, ya se lograron cuantificar estos dos impactos ambientales para la unidad de negocios de Aguas, que en Argentina incluye las lneas Villa del Sur y Villavicencio. Para fines de este ao se sumarn tambin los clculos de las huellas para las aguas saborizadas.

Derribando mitos

Para obtener las cifras concretas se proces informacin de lo ms variada. Desde los datos del packaging y de la composicin del producto, as como informacin relacionada con el proceso de manufactura, tal como el consumo de energa y la eficiencia de procesos. Tampoco faltaron los datos relacionados con el transporte de los insumos desde las plantas de los proveedores hasta la fbrica de Danone, as como desde las plantas de Danone hasta el consumidor.

Y si bien muchos de los resultados haban sido anticipados por los expertos de Danone, no por eso faltaron las sorpresas. Nunca nos hubiramos imaginado que el packaging iba a tener un impacto tan alto en materia de emisiones de carbono, reconoci Martn Deferrari, director de Calidad y Medio Ambiente de Aguas Danone. Este factor concentr, promediando los distintos envases, el 49,4% de las emisiones de la huella de carbono, superando a las otras categoras contempladas como la produccin (24%), la logstica (23,6%), el punto de venta (7%) y el final del ciclo de vida (-4%).

En materia de logstica, por ejemplo, todo haca pensar que la huella de carbono de las aguas Villavicencio, cuya planta est localizada en Mendoza, sera ms alta que la de las aguas de Villa del Sur, con epicentro en Chascoms. Sin embargo, no hubo grandes diferencias, debido a que el 30% de la produccin mendocina viaja hacia Buenos Aires en tren, medio de transporte que tiene un menor impacto ambiental que el de los clsicos camiones. Tenemos que empezar a hacer el ejercicio de balancear los requisitos del negocio con las exigencias de los stakeholders, como el medio ambiente. Pero no es sencillo. El traslado en tren, por ejemplo, tarda entre cuatro y cinco das, lo que puede generar problema de abastecimiento, detalla Deferrari.

Ms all de la procedencia de las aguas, tambin se registraron diferencias a nivel formato. El ms eficiente es siempre el ms grande. En nuestro caso, el bidn de seis litros es el ms eficiente, mientras que el menos eficiente es el envase de medio litro, precis Jimena Snchez, coordinadora de Medio Ambiente y Carbon Master (responsable de la implementacin de la Carbon Footprint). As por ejemplo, la huella de carbono del agua Villavicencio sin gas de 2 litros es de 180 gramos de CO2 por litro de producto, mientras que la huella de Villa del Sur sin gas de dos litros y un cuarto es de 170 gramos tambin por litro.

Otros mitos tambin quedaron al descubierto. Si bien se tiende a pensar que es ms eficiente el vidrio, no se suelen tener en cuenta los impactos ambientales del propio reciclaje. Un ejemplo son las emisiones que genera el transporte para llevar y retirar los envases reciclados. Si se considera todo esto, las diferencias terminan acortndose.

Si de estrategias de reduccin se trata, las lneas de trabajo son varias. En materia de packaging, gran parte del trabajo se centra en la reduccin de la cantidad de plstico, aunque el lmite est dado por cuidar la calidad y performance del envase. En los ltimos aos, el peso ya se redujo en un 5%.

La optimizacin de la logstica, aumentando el porcentaje de producto distribuido va ferrocarril, es otras de las alternativas. Lo mismo que la mejora de la gestin de inventarios y la implementacin de acciones tendientes a aumentar la tasa de reciclado del PET, un tema que en Argentina aun no tiene un gran desarrollo. 

El peso de la matriz energtica

Comparar la huella entre pases no es tan sencillo. Est relacionadas con la matriz energtica de cada pas y eso suele marcar grandes diferencias. En Europa, por ejemplo, se usa energa nuclear y en Argentina est altamente vinculada al petrleo, aclara Snchez.

De todos modos, algunas diferencias se pueden marcar. En Europa, las emisiones asociadas a la etapa de produccin son ms bajas por el uso de energas alternativas. El transporte tambin genera menos nivel de CO2, ya que las distancias son ms cortas y la disponibilidad y el uso del ferrocarril es mayor. A esto se suma un ciclo de vida o reciclaje con menor impacto ambiental por el uso de PET reciclado apto para estar en contacto con los alimentos, un material que ac no est disponible.

El peso de las categoras se comport de una manera totalmente distinta para la huella del agua. En este caso, la produccin concentr el mayor consumo (78%), seguida por logstica (15%) y packaging (10%). El final del ciclo de vida (-3%) tambin fue en este caso negativo, al producirse un ahorro de recursos que se contabiliza como un descuento para la huella hidrulica. Se considera el consumo total de agua incluido en todo el ciclo de vida del producto, sin importar su origen. Para una botella de agua Villavicencio sin gas de 2 litros, por ejemplo, el consumo de agua involucrado en todo el ciclo de vida es de 1.3 litros, por litro de agua mineral. Y para una botella de Villa del Sur sin gas de dos litros y un cuarto la huella del agua asciende a 1.4 litros, por litro de producto envasado.

Por el momento el consumidor no conocer ninguna de estas cifras. Por ahora se trata de medir y tener ms solvencia, antes de salir a hablar con el consumidor, resumi Deferrari. El consumidor local est empezando a tomar conciencia del cambio climtico. En general, todava no est capacitado para leer una etiqueta con estos datos, coincidi Snchez.

Sin embargo, que el tema va a seguir dando que hablar nadie lo duda. Y este caso, incluido en la ltima recopilacin que realiza el CEADS, podra ser slo el puntapi que dispare el clculo de la huella de carbono de productos de lo ms variados. Creo que esto va a ser imitado. En Europa, el Grupo Danone no est solo y hay otras compaas con procesos similares. Es una cuestin de tiempo para que pase lo mismo ac, concluy el directivo.

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos