Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
30-10-2008
Nuestro consumo de recursos est superando la capacidad del planeta para abastecernos

MADRID.- Estamos en nmeros rojos. La cuenta corriente de los recursos naturales que posee la Tierra tiene un dficit de un 30%, el porcentaje en el que la demanda de la Humanidad ha superado la capacidad de abastecimiento del planeta. De seguir as, a mediados del ao 2030 sern necesarios dos para mantener el estilo de vida. Pero no los hay.

 

 

Segn WWF, el Planeta ha entrado en una crisis del crdito ecolgico. Su origen es el aumento de la demanda de la humanidad sobre el capital natural, que ya ha superado en un 30 por ciento la capacidad de abastecimiento de la Tierra. El informe revela que la riqueza y la diversidad natural continan decreciendo, a la vez que aumenta el nmero de pases en situacin de estrs hdrico. De hecho, el Informe Planeta Vivo incluye por primera vez la huella hdrica, variable que analiza el consumo de agua por persona, situando a Espaa en la quinta posicin a escala mundial.

Esta es la contundente advertencia que recoge la ltima edicin del Informe Planeta Vivo de WWF, un documento de referencia que analiza distintos indicadores para medir la salud de la Tierra. Elaborado en colaboracin con la Sociedad Zoolgica de Londres (ZSL) y la Red de la Huella Global (GFN), y publicado cada dos aos, este estudio se ha convertido desde 1998 en un termmetro preciso de la capacidad de la Tierra para continuar siendo un planeta vivo. Para ello, analiza dos parmetros, el ndice Planeta Vivo y la Huella Ecolgica, a los que este ao se ha sumado por primera vez una gran novedad: el estudio de la Huella Hdrica.  

Este indicador complementa la informacin sobre el estado de la naturaleza y, en el caso de Espaa, revela datos preocupantes. De hecho, nuestro pas ocupa el quinto puesto a escala mundial en huella hdrica, es decir, en el volumen total de agua usada globalmente para producir bienes y servicios consumidos por los ciudadanos.

La huella hdrica aborda tambin la importancia del agua utilizada como materia prima en la produccin. Por ejemplo, se necesitan 2.900 litros para fabricar una camiseta de algodn. Como media, cada persona consume 1.24 millones de litros de agua al ao (la mitad de una piscina olmpica), aunque esto vara desde 2.48 millones de litros, por persona y ao, en EEUU, a los 619.000 litros, en Yemen.

Por otra parte, El ndice Planeta Vivo, medida obtenida del estudio de la evolucin de 5.000 poblaciones de 1.686 especies, ha descendido un 30 por ciento desde 1970. Esta dramtica prdida de nuestra riqueza natural est provocada principalmente por la deforestacin y la transformacin de los usos del suelo en los trpicos (el IPV Tropical ha disminuido un 51 por ciento).

Otros factores que atentan contra la biodiversidad son los impactos de los embalses, los trasvases y el cambio climtico sobre las especies de agua dulce (cuyo IPV ha sufrido un descenso del 35 por ciento). De igual forma, la contaminacin, as como la sobrepesca y la pesca destructiva en los ecosistemas marinos y costeros, figuran entre las amenazas de las especies marinas.

Las emisiones de carbono derivadas de la quema de combustibles fsiles y el cambio de usos del suelo son los factores fundamentales que provocan la huella humana y, adems, estn generando el cambio climtico. El anlisis de la huella ecolgica, elaborado por la GFN, muestra que mientras la biocapacidad global (el rea actualmente disponible para producir nuestros recursos y absorber nuestras emisiones) es de unas 2,1 hectreas globales (hag) por persona, la huella ecolgica por persona es de 2,7 hag.

Cada ciudadano de EEUU requiere una media de 9,4 hag (4,5 planetas, si la poblacin mundial tuviera patrones de consumo estadounidenses), al tiempo que los ciudadanos de China utilizan una media de 2,1 hag por persona (un planeta). Por otra parte, Espaa ocupa la posicin nmero duodcima a escala mundial, detrs de Grecia y delante de Uruguay, con una huella ecolgica global de 5,7 hag per cpita y un dficit ecolgico del 338%, lo que significa que necesitaramos casi 3,5 pases ms para mantener nuestras actuales demandas. Cabe destacar que los pases con mayor huella ecolgica nacional son EEUU y China, utilizando cada uno cerca del 21 por ciento de la biocapacidad del planeta.

La biocapacidad est distribuida de forma muy desigual: ocho pases EE.UU, Brasil, Rusia, China, India, Canad, Argentina y Australia- tienen ms de la mitad del total mundial. La poblacin y las pautas de consumo hacen que tres de estos pases sean deudores ecolgicos, con huellas mayores que su biocapacidad nacional, EE.UU. (una huella 1,8 veces mayor que su  biocapacidad), China (2,3 veces) e India (2,2 veces).

Esto contrasta con pases como Congo, que tiene la sptima biocapacidad ms alta por persona (13,9 hag) y una media de huella de slo 0,5 hag por persona. Sin embargo, se enfrenta a un futuro de degradacin de esta biocapacidad a causa de la deforestacin y del incremento de la demanda de un aumento de la poblacin y de las presiones de las exportaciones.

James Leape, Director General de WWF, hace un anlisis de la situacin actual: El mundo est  preocupado por las consecuencias de haber sobrevalorado sus recursos financieros. Sin embargo, lo que realmente amenaza a la sociedad es la crisis del crdito ecolgico causada por infravalorar el capital ambiental, base de la supervivencia y la prosperidad. Y Leape aade: Muchos de nosotros mantenemos un estilo de vida y un crecimiento econmico gracias al uso y la extraccin del capital ecolgico de otras zonas del planeta. Si nuestras demandas continan a este ritmo, a mediados de 2030 necesitaremos el equivalente a dos planetas para conservar este estatus.

Asimismo, el informe incorpora una serie de soluciones clave, llamadas cuas de sostenibilidad. Segn WWF, combinndolas estas podran estabilizar, e incluso revertir, la tendencia alarmante hacia una mayor deuda ecolgica y el desabastecimiento de nuestras fuentes naturales de recursos. En cuanto al reto ambiental ms importante, el cambio climtico, el documento muestra que la eficiencia energtica, las renovables y la disminucin de emisiones podran satisfacer las demandas energticas para 2050, reduciendo entre un 60 y un 80 por ciento las emisiones de carbono.

Si el ser humano tiene la voluntad, encontrar tambin la forma de vivir con los medios que ofrece el planeta, asegurando a la vez el bienestar de la humanidad y los ecosistemas de los que depende, concluye Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF/Adena.

 

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos